Retinopatía hipertensiva y desprendimiento de retina

La retinopatía hipertensiva es el daño de los vasos retinianos causado por hipertensión. Habitualmente los signos se desarrollan cuando la enfermedad está avanzada. La oftalmoscopia muestra contracción arteriolar, muescas arteriovenosas, cambios en la pared vascular, hemorragias en llama, focos blandos algodonosos, exudados duros amarillentos y edema de papila. El tratamiento consiste en el control de la hipertensión y, cuando ocurre pérdida visual, en el tratamiento de la retina.

Uveítis y glaucoma

Las uveítis son un grupo heterogéneo de entidades clínicas, de muy diversas causas, que tienen en común la inflamación intraocular. Pueden ser la manifestación de una enfermedad generalizada ya establecida, ser un proceso limitado al globo ocular, o incluso ser el primer signo clínico de una entidad que se desarrollará con el tiempo.