Fisiopatología del liquido amniótico


El líquido amniótico es aquél que rellana bañando toda la cavidad amniótica alrededor del feto. Esta cavidad es una estructura que aparece precozmente en la embriogénesis, siendo patente en el blastocisto, en el momento de la implantación, y envolverá al embrión primero y al feto después, creándoles un espacio adecuado para su desarrollo.

Las funciones del líquido amniótico fueron descritas ya por Meigs en 1952, resumiéndolas en:

  • Proporciona un medio líquido donde al feto se le permiten movimientos activos y pasivos libremente.
  • Proporciona una protección mecánica al feto frente a agresiones externas (amortigua posibles traumatismos abdominales maternos) y el efecto de las contracciones uterinas.
  • Permitir aislamiento de los miembros y otras partes del feto. Hace difícil la compresión del cordón umbilical.
  • Proporciona un hábitat adecuado, estéril y con temperatura y pH constantes para el buen desarrollo del feto.
  • Actúa en la homeostasis bioquímica fetal.
  • Ayuda a la acomodación del feto al canal del parto cuando la bolsa está íntegra y, cuando se rompe, lubrica el canal del parto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *